112 VIVIENDAS DE PROTECCIÓN OFICIAL Y GARAJE

imagen-principalUbicación: PARCELA 18.1.2 DEL ENSANCHE SUR DE ALCORCÓN (MADRID).
Propiedad: Empresa Municipal del Suelo de Alcorcón (EMGIASA). Ayuntamiento de Alcorcón, Madrid
Redactores del Proyecto: José Enrique Fombella Guillem y Francisco Javier Morla Juaristi
Dirección de obra: José Enrique Fombella Guillem y Francisco Javier Morla Juaristi
Fechas: 2007-2009

El Ayuntamiento de Alcorcón a través de su Empresa Municipal de la Vivienda (EMGIASA), en un ambiciosos programa de edificación social para el desarrollo urbanístico del ensanche Sur de Alcorcón convocó mediante concurso a equipos de arquitectos para la resolución del proyecto y obra de distintas manzanas de vivienda pública de Protección Oficial, resultando este equipo el ganador en dos de ellas entre otros estudios que también fueron adjudicatarios, garantizando así no solo una variada respuesta arquitectónica sino también un reparto entre los mejores proyectos presentados.
La ordenación urbanística era muy abierta dando lugar a una gran variedad de planteamientos arquitectónicos, siempre que se mantuvieran unos estandares altos de eficiencia energética, economía y racionalidad tipológica y constructiva lo que permitió resolver con éxito un desarrollo urbano realizado en muy poco tiempo y que ha sido pionero en aspectos de diseño bioclimático y calidad arquitectónica en la Comunidad de Madrid.
La solución propuesta se desarrolla mediante la disposición de dos bloques paralelos de alturas homogéneas de 6 Plantas ( PB + 5 ) alineados a las calles norte y sur, se consigue así concentrar la edificabilidad con el mínimo volumen construido y disponer de un gran espacio central estancial ventilado y muy soleado que mediante el acondicionamiento vegetal y arbolado mejorará las condiciones bioclimáticas de las edificaciones.
Se buscaba una austeridad compositiva y de medios que con los mínimos componentes diera lugar a una solución eficiente y racional pero no ausente de expresividad.
En todas las plantas de piso se distribuyen dos viviendas por planta y núcleo vertical de comunicación, lo que permite conseguir tipologías muy ajustadas en superficie, buena orientación de las piezas de la vivienda y ventilación cruzada en todas ellas.
Bajo rasante se proyecta un sótano y medio de garajes, espacios comunes y centralización de instalaciones con el fin de gestionar de forma única y económica por cada manzana el consumo energético.
En este proyecto se usó un sistema de fachada de ladrillo autoportante y autónomo respecto a la estructura del edificio lo que resultó ser muy eficiente energéticamente a la vez que sensiblemente más económico que una fachada convencional.